Elimina el miedo en tu gato para siempre

Educación sep. 16, 2017
Artículo actualizado en 2020

Un gato miedoso puede vivir un auténtico infierno en nuestro ajetreado mundo. El miedo en gatos debes tratarlo rápido, cuanto antes mejor.

Por muy mono que sea, es muy molesto cuando el gato se vuelve arisco. Muerde, o sale corriendo cuando se le acercan. Y no juega con nadie. No sabemos qué le pasa.

Eso no es vida. Ni para él, ni para nadie

La mayoría de gente se pregunta “¿Por qué tiene tanto miedo, por qué es así?

Y las razones podrían ser infinitas... nos llevaría demasiado tiempo saberlo.

Podría tener miedo por cualquier cosa; pequeños sustos, personas concretas, su personalidad… La falta de socialización también es muy común porque muchos no salen nunca a la calle y evitan a las visitas.

Por eso, en este artículo me centro en darte 8 formas de solucionarlo.

Sea cual sea la razón, es muy útil realizar ejercicios de socialización en gatos. Demostrarle que el mundo no quiere hacerle daño, sino que todos queremos ser sus amigos y mimarlos.

Además, habrá muchas formas de calmarlo. Deja que te guíe con todo lo que he aprendido trabajando con gatos. Estas son las técnicas que suelo usar para tranquilizarlos

8 formas de acabar con el miedo de tu gato:

Para que pierda el miedo a los desconocidos primero será necesario que sigas estos pasos. Lo mejor es que lo practiques con el propio dueño y cuando el gato aprenda, empezar a hacerlo con los desconocidos.

1. Acércate

Cuando estéis a solas y tranquilos, acércate despacio. Como si no tuvieras interés. El lenguaje corporal es muy importante con los animales miedosos: un truco es hacer ver que haces algo y, despistado, te acercas sin mirarle fijamente a los ojos —mirarlo a los ojos puede interpretarse como una amenaza. O mejor: intenta que se te acerque. Si es algo que a veces él hace, espérate a que él se te acerque. Esto es mejor porque los gatos prefieren ser quienes deciden empezar el contacto.

2. Dale premios

Prémialo, sobre todo cuando estés cerca de él. Un premio es "algo que le guste mucho". La comida suele funcionar. Los premios harán que se te acerque por iniciativa propia más a menudo.

Lo asociará y entenderá que las personas le gustan porque le dan premios. Poco a poco, pasará a interesarse más por ti que por lo que le das.

Si tienes paciencia, irá perdiendo su timidez. Si el gato es muy joven o extrovertido, esto pasará muy rápido.

3. Hazle aromaterapia

Se ha descubierto que a los gatos (sobre todo porque usan mucho el olfato) les funciona la introducción de olores en su ambiente para tranquilizarlos.

Yo lo he aplicado cuando he tenido gatos estresados en mi ambiente, y ha funcionado a las mil maravillas.

Las mezclas que más funcionan son las que usan lavanda. Te dejo una recomendación.

4. Sé suave

Si es tímido, al cabo de unos días el gato empezará a acercarse más a ti. Ahora empieza a acariciarlo poco a poco. Dependiendo de como reaccione, sé suave, premiándole continuamente cuando se deje.

De esta manera, lo convencerás de que es bueno que se deje acariciar, que es algo que puede darle cosas buenas y que a ti te gusta.

Si juega a morder tu mano termina con la “sesión”. Será señal de que se siente seguro, pero probablemente no quiere más mimos.

5. Ten paciencia

No te desesperes si un día parece que le da un ataque de pánico, acéptalo y respeta su espacio. Espera un tiempo antes de volver a acercarte, empezando de nuevo más suave. Un ejemplo es que si le estabas acariciando con la mano, empieza haciéndolo solo con dos dedos en su área favorita — suele ser detrás de las orejas —.

6. NUNCA le pegues

Da igual porqué, no lo hagas. En la mayoría de animales, pero sobre todo en gatos, el castigo físico es un error. Solo sirve para que te coja miedo y pierdas su confianza.

Debes ser positivo y nunca perder la paciencia. Cualquier agresión se la tomará como un ataque, no como una corrección. Y ni se te ocurra forzarlo a interactuar contigo o con otras personas.

En los perros se aplica lo mismo

7. Dale espacio

Mantén un ambiente saludable para tu gato:

  • Déjale tener su espacio para que pueda esconderse de lo que le da miedo
  • Mantén sus zonas limpias
  • Dale buen alimento
  • Cómprale o hazle algún juguete  para que se desestrese. Las cajas de cartón son siempre un gran aliado.

8. Introduce nuevas relaciones

Es importante que, después de haberle quitado el miedo, juegues con él y le des premios cuando alguien nuevo aparezca en casa.

Si ves venir momentos de gran estrés para el gato, te recomiendo comprarle algún juguete nuevo. A veces, solo querrá quedarse escondido, sin que nadie le moleste. Acéptalo.

Al final es él quien escogerá. No siempre querrá ver a otra gente; no es un perro. Los gatos son socialmente selectivos por naturaleza.

Habrá momentos en los que vendrá tanta gente que no lo podrá soportar. Aunque, si lo haces bien, acabará deseando que lleguen visitas y empezará a perderles el miedo. Y obviamente, dejará que lo toquen más a menudo.

Aplica estos consejos con otros miembros de la familia o a personas que sean muy usuales en casa. La calidad de vida del gato mejoraría si consigues que se lleven bien. Y si estás pensando en adoptar un gato, piensa en los Maine Coon que seguro que te gustarán.

¡Disfruta de tu gato!

¡Si te ha gustado este u otros artículos no olvides compartirlos en tus redes sociales!

Si quieres recibir notificaciones en el móvil cada vez que publique algo de tu interés, puedes seguir los recientemente creados canales de Telegram sobre perros o gatos, según tus intereses.

Y si te gustan los perros o los gatos y los libros, estás de enhorabuena porque dentro de poco empezaré a publicar mis propios libros. Consigue el tuyo GRATIS clicando aquí. Te avisaré cuando salga y recibirás una copia digital, sin coste (por un tiempo limitado).

¡Gracias por tu atención!

Nicolás Gutiérrez

Etólogo investigador y psicólogo, especializado en el perro y dedicado a la divulgación

Etiquetas

Nick Gutiérrez

Graduado en psicología y en etología. He sido educador canino y responsable de una residencia canina. Ahora me dedico a la divulgación y a hacer consultas online sobre etología canina y felina.

¡Genial! Te has suscrito con éxito.
¡Genial! Ahora, completa el checkout para tener acceso completo.
¡Bienvenido de nuevo! Has iniciado sesión con éxito.
Éxito! Su cuenta está totalmente activada, ahora tienes acceso a todo el contenido.