vocalizaciones del gato

Vocalizaciones en gatos

¿Así que quieres saber más sobre las vocalizaciones en gatos? Si estás aquí es porque has llegado a través de internet o a través de un link que puse en mi primer libro sobre gatos.

Mi libro sobre miedo en gatos

Aprende todo lo que tienes que saber para ayudar a tu amiguito peludo a llevarse bien con su entorno.

Consíguelo en Amazon

Voy a ir ampliando este apartado con el tiempo, pero primero de todo creo que es importante dejarte por aquí unos cuantos audios que a mí me fueron muy bien para interiorizar todo lo que te explico en el libro. Voy a ser bueno y te voy a poner un pequeño extracto del libro en cada parte.

Maullido

audio-thumbnail
Maullido gato
0:00
/0:09

El maullido sería un sonido vocal, muy agradable para el oído humano, que acaba con la boca abierta. Los gatos maúllan para pedir comida, para saludar o para llamar la atención. Curiosamente, solo los gatos domésticos maúllan después de la infancia, y siempre es dirigido hacia las personas.

Al contrario de lo que nos pasa con los ladridos de los perros, el maullido es una vocalización cuyo tono emocional es difícil de interpretar. De momento no somos capaces de saber si un maullido es por hambre o por otra cosa… a menos que conozcas al gato desde hace tiempo y sepas su forma de expresarse mediante el maullido, claro. Esto se debe, en parte, a que cada gato tiene su propio maullido, algo que me parece apasionante y a veces muy gracioso.

Cuando un gato te maúlla, no tiene por qué significar que es tu amiguete, estate atento. Puede significar que quiere algo de ti o que te quiere llamar la atención por algo. Habrá que interpretar el contexto y el resto de la situación para llegar a una conclusión y ver por qué te reclama, ya que normalmente cuando un gato maúlla para pedirte algo, te expresará lo que quiere. Desde lejos y sin contexto, esta vocalización es difícil de interpretar.

Ronroneo

audio-thumbnail
Ronroneo
0:00
/0:17

El ronroneo es uno de mis sonidos favoritos en el gato. Para que nos entendamos, es la sonrisa vocal. Si lo oyes, es porque el gato quiere mostrarse amigable, cercano.

Este sonido lo hace con la boca cerrada y consiste en unas vibraciones constantes muy leves que se notan y oyen solo cuando estás muy cerca del gato. Las produce con una contracción de músculos en su laringe, y el sonido sale al exterior mediante la inhalación y la exhalación.

Es la única vocalización que puede emitir a la vez que otras. Un gato puede estar ronroneando y maullando al mismo tiempo. Curiosamente, la vocalización que nosotros interpretamos como el reclamo sexual entre gatos consiste en un alarido con ronroneo.

Aquí puedes ver un ejemplo de saludo amistoso (ronroneo con maullido):

audio-thumbnail
Saludo amistoso
0:00
/0:14

Al contrario de lo que ocurre con el maullido, el ronroneo puede dirigirse a seres humanos y también a otros gatos. Es una forma de comunicar e incluso de facilitar la relajación tanto del gato como de los que oyen y notan la vibración. Esto se debe a que el ronroneo aparece por primera vez durante la lactancia, por eso lo transporta al estado emocional calmado de esa etapa. En general, el ronroneo consigue que el otro esté más calmado y pacifica las cosas, pero es mucho más que una manera de comunicarse, ya que no siempre es algo social.

Se ha comprobado que el gato también puede ronronear en tonos más bajos como una señal pasiva de felicidad y tranquilidad, incluso si está a solas. Tiene cierta lógica, porque el ronroneo podría tener un potencial curativo (además de terapéutico), tanto para el propio gato como para el cuidador. Por lo que yo sé, hay pocas cosas tan placenteras en la vida como tener a un gato acostado en tu regazo que ronronea, aunque aún no se ha investigado suficiente sobre eso para afirmar nada rotundo.

Bufidos

audio-thumbnail
Bufido
0:00
/0:02

El bufido, en inglés hiss o spit. Es una de las primeras señales de advertencia que exhibe un gato cuando quiere invitarte a alejarte mientras te enseña todos sus dientes. Abre toda la boca y expulsa aire de manera brusca, con lo que acaba en una especie de silbido de tan solo un segundo, si dura menos se llama bufido corto o escupido. Cuando ves a un gato bufando, sabes que algo no va bien.

El bufido es una forma que tiene el gato de marcarte los límites, de decir «hasta aquí hemos llegado». Normalmente, el gato lo hace mirándote fijamente y mostrándote sus dientes, por lo que por puro instinto ya entenderás que te está avisando.

Cuando veas que un gato reacciona así contigo, debes dejar que huya o apartarte tú. Pon tierra de por medio. Lo peor que puedes hacer, en esa situación, es acercarte o quedarte mirándolo fijamente.

Lo que ocurre es que te has excedido o acabas de hacer algo que lo ha asustado, y quiere que te lo pienses dos veces antes de seguir por donde vas… porque si no «estos dientes y esta mala leche que tengo te esperan». Probablemente, esta es una de las señales que han permitido al gato sobrevivir más, ya que acojona a muchos otros animales y humanos.

El bufido suele ir acompañado de otras vocalizaciones de amenaza que veremos a continuación. Si ves un bufido, aléjate enseguida, o puede que te gruña y luego te ataque…

Gruñido

audio-thumbnail
Grunido
0:00
/0:19

El gruñido (o growl) es un sonido amenazante de tono bajo, hecho con la boca cerrada, que puede durar menos de un segundo o varios de ellos. Es importante que no lo confundas con el ronroneo, aunque con algo de práctica es fácil de reconocer.

En esencia, es lo mismo que el gruñido en perros: Significa molestia o enfado y sirve para amenazar a su contrincante potencial. Lo más interesante de este sonido es la vibración que las ondas sonoras hacen rebotando por dentro en el cuerpo del animal, que se amplifican y sonoramente hacen que el gato parezca más grande de lo que es en realidad. Cuando la situación se complica, el gato puede pasar de los gruñidos a los alaridos.

Alaridos

audio-thumbnail
Alaridos
0:00
/2:52

Los alaridos (o yowl) son una especie de maullido interminable muy intenso, agudo y de volumen muy alto. Esta amenaza es el último aviso antes de empezar una lucha. Es por esto mismo que sobre todo los previos de las peleas entre gatos se pueden oír con gran intensidad en las cercanías.

A menudo, los alaridos se acompañan de la misma exposición de dientes que el bufido, aumentando considerablemente la amenaza y, con suerte, evitando una pelea. Si el objeto de la tensión (otro gato o tú) se acerca más al gato, este emitirá de nuevo un alarido cada vez más fuerte, dando a entender que quiere que el otro se aleje.

Castañeo

audio-thumbnail
Castaneo
0:00
/0:41

Aporte BONUS ¿Quieres saber si tu gato está viendo a alguna presa o quiere salir? Más adelante en el libro te explico cómo pasear a un gato, y me refiero a un sonido característico que hacen cuando están pensando en cazar. Me refería a esto, que también se conoce como chatter o cacareo. Si lo hace, seguramente le apetezca salir a perseguirla.

Recuerda que esto es un extracto de mi libro sobre gatos, donde encontrarás mucho más valor:

Libro sobre miedo en gatos

Entiende todo lo que hace tu gato

Consíguelo en Amazon

Bueno, ¡esas son las vocalizaciones en gatos que de momento más interesantes me parecen! Como te he dicho, iré actualizando esta lista conforme vaya surgiendo necesidad de añadir más ejemplos.